lunes, 23 de marzo de 2009

Una enseñanza gigante en un libro para pequeños en: Horton y el mundo de los Quién

"(...) Una persona es una persona y merece ser respetada sin importar su tamaño(...)"
-Horton, el elefante

Hace unos días, en compañía de mis hijas, vi Horton y el mundo de los Quién (Horton Hears a Who!), un filme para niños inspirado en el libro de Dr. Seuss (1954) , el celebre autor de The Cat in the Hat y otras muchas historias infantiles. Desde el comienzo del filme los Quiénes nos resultan muy conocidos. En efecto, para aquellos que seguimos de cerca los libros y filmes infantiles, no resulta difícil ubicar a estos singulares personajes y es que ya los habíamos visto antes en How the Grinch Stole Christmas (De cómo el Grinch se robó la navidad). Sin embargo, a pesar de lo mucho que se podría hablar respecto al valor artístico o literario de estas obras y su innegable éxito comercial, lo que me interesa abordar aquí es la enseñanza que transmite Horton y el mundo de los Quién y la peculiar lectura que hice al respecto.

Sinopsis

Horton es un elefante torpe y bonachón que vive en la selva. Un día, con sus enormes orejas, escucha una voz que proviene de una partícula de polvo que se encuentra en un dandalión. La voz es la del alcalde de Villa Quién, representante de los Quiénes. Horton descubre que el alcalde no está sólo, si no que además tiene una enorme familia. El alcalde continúa describiéndole a Horton Villa Quién; éste constata con asombro que se trata de un frágil micromundo, por lo que se compromete con el alcalde a poner la partícula en un lugar seguro para ayudarlos a conservar su precario equilibrio. El elefante embarca en una cruzada hacia una gruta en la cima de una montaña. En esa travesía encontrará numerosas criaturitas que imitarán su ejemplo. Sin embargo, el peligro lo asecha bajo la figura de una ceñuda cangura que lo conmina a desistir de su intento. Como Horton se muestra fiel y solidario con los ciudadanos de Villa Quién, la señora cangura, escudándose en la defensa de lo que estima es bueno para los niños, no cederá en su empeño de disuadirlo y hacerlo retractarse. Para ello no dudará en recurrir a los más abyectos aliados.

Algunas semejanzas con la realidad...

Suele sucederme que al leer o visualizar a una obra, transponga los mundo que amo y la realidad que conozco a ese contexto. En el caso particular de este filme, no pude evitar trazar un paralelo entre Villa Quién y Cuba. Aquí les doy algunas pistas. Juzguen ustedes si se adapta o no.

Primeramente, Horton descubre una misteriosa voz que proviene de una partícula. Quien le habla le cuenta que su familia está compuesta por su esposa y 96 hijos y que todos comparten además un mismo baño. ¡Vamos, que esa promiscuidad es algo bastante común en la isla! Por otra parte, el único hijo del alcalde, un chico taciturno e incomprendido, tiene como pasatiempo visitar "El observatorio", lugar solitario que le permite vislumbrar el mundo. Como allí nadie lo controla se siente libre y puede hacer lo que quiere. En ese punto de la historia no pude menos que pensar en nuestros "bloggers de la resistencia", quiénes solo pueden tener acceso al mundo y sentirse libres desde una bitácora. Por eso he agregado esta imagen de Yoani aquí abajo.

Luego, aparecen las figuras de poder con la cangura encabezando el equipo de los malos. Esta, sin mayores rodeos, acusa a Horton, "quien piensa lo que dice y dice lo que siente", de estar metiendo ideas absurdas en la cabeza de los niños. Para ella, si uno no puede ver a quiénes hablan y tampoco puede escucharlos, esos seres simplemente no existen. Por eso considera que el elefante contamina a los niños con sus historias y sus demandas de respeto para otros estilos de vida. Como Horton es totalmente leal a los Quiénes, sin ambages lo declara un peligro para los ciudadanos de su mundo y exige al elefante que se retracte pero éste no cede. La cangura se alía entonces con obscuros seres: un buitre viejo y carroñero y una manada de monos, los hermanos malvadín. ¿Quieren mejor analogía para los gobernante y los secuaces del régimen cubano?

Villa Quién sufre cambios drásticos que indican que su mundo se dirige al acabose: heladas, inundaciones. Solo los salva la ayuda que solidariamente les llega del exterior en la figura de Horton y claro, la perseverancia de unos pocos Quiénes que no se resignan a dejar de creer en un milagro. ¡Vaya, más claro, ni el agua! Para mí, "esos seres minúsculos, cuya voz no se escucha" no pueden ser otros que los cubanos de la oposición, esos que como Antúnez y el Dr. Biscet exigen el reconocimiento de los derechos humanos en la isla. Claro, en el caso de Cuba, hay muchos Horton, son esas criaturas que los apoyan, ya sean bloggers u otros opositores de dentro y fuera de la isla. En este caso, se me ocurrió personalizarlos en las figuras de Ciro Díaz (quien aparece aqui, a la izquierda) y Claudio Fuentes (aquí abajo, a la derecha). Ellos estuvieron detenidos esta semana por ir a demostrarles personalmente su solidaridad a Antúnez, ciudadano Quién-opositor en Cuba que junto a otros disidentes se mantiene en huelga de hambre.

Más adelante, el alcalde de villa Quién, entusiasmado por la ayuda recibida declara que en el futuro los Quiénes construirán un mundo dónde cada ciudadano nacerá con tres derechos inalienables. Mientras, muchas son las aventuras que vive Horton para poner a salvo a Villa Quién, pues es perseguido por una horda de represores. La cangura quiere que se doblegue. Lo encarcelan y, como último recurso para hacer que el elefante lo niegue todo, intenta sumergir la partícula en una caldera de agua caliente. Pura tortura y represión, que en eso las dictaduras suelen ser pródigas. Horton sufre, se resiste porque sigue siendo el único que escucha el grito -ahora colectivo- que se ha ido haciendo fuerte y se ha ido elevando desde Villa Quién. Pero nadie parece escuchar. Finalmente, cuando la mano de la tirana acerca la partícula hacia su destrucción segura, el hijo de la cangura escucha el clamor de los Quiénes. Ese grito final bastó para hacer la diferencia. Y aunque era casi imperceptible, era el grito de un pueblo que se elevó en una onda expansiva. Los Quiénes voceban "¡ESTAMOS AQUI!" en una hermosa sinfonía en la que cada sonido contaba. Ese grito que se hizo escuchar sólo fue posible cuando fue asunto de todos.

Al final, todos los ciudadanos de la selva -que a mí se me antoja el mundo- descubrieron que Horton tenía razón. Sin embargo, éste dijo que su mérito era el de muchos: el de los Quiénes, por perseverar y luchar por sobrevivir, el de su amigo azul que lo apoyaba y desde lejos le daba ánimos con el pensamiento (¿los comentaristas de los blogs?, ¿los exiliados?, ¿la sociedad civil?), y claro, el suyo propio. De este modo queda claro que todos hicieron lo suyo. La moraleja del cuento así lo confirma: "que esta sea una lección sin afán de regaño, una persona es una persona sin importar su tamaño". Me gustaría creer que al final, los ciudadanos de Villa Quién-Cuba algún día podrán nacer en un mundo en el que cada Quién tenga tres derechos inalienables, tal como decía el alcalde.

Conclusión

Un comentario que leí en el blog A Cuban in London me hizo detenerme con especial atención en la moraleja que transmite este filme que, como antes dije, se inspira en una pieza de la literatura infantil. En su artículo, el autor habla sobre el anodino libro que leía George W. Bush a los niños de una escuela mientras transcurrían los ataques del 9/11. Personalmente, pienso que no hay libro pequeño, aunque reconozco que algunos pueden ser tremendamente aburridos o sosos.

En lo que respecta a Dr. Seuss , con su serie de libros hizo grandes aportes a la literatura infantil y juvenil norteamericana al crear un estilo dinámico, moderno y visualmente atractivo que motivaba la lectura en los jóvenes. Ello sirvió para combatir el analfabetismo en los Estados Unidos. Como suele suceder con las obras universales, sus moralejas trascienden la escala local, pues abordan problemáticas comunes al género humano, de ahí que no pasen de moda. Por todos estos factores, desde sus primeras publicaciones, sus obras fueron un éxito.

En cuanto a mi, siempre me han gustado los animados y la literatura infantil y aunque por eso me han acusado hasta de frívola, no renunciaría por nada en este mundo a compartir un buen libro o un filme de niños junto a mis hijas. Como aquí lo demuestro, este genero también puede abrirnos la puerta a muchos mundos, a múltiples reflexiones. Yo presto mucha atención a lo que leen y ven mis hijos. Ustedes, ¿hacen lo mismo?

17 comentarios:

  1. Tambien has visto la pelicula de HORTON? compartimos la misma aficion de disfrutar de estos maravillosos libros y dvd infantiles que nos acercan mas a nuestros hijos por manifestar como importantes su pequeños intereses los cuales muchas veces dejan moralejas de bastante refelxion

    ResponderEliminar
  2. Isabella, siguiendo un link encontre tu maravilloso sitio. Saludos desde Toronto.

    ResponderEliminar
  3. No me pierdo ni una de las pelis de cartoons, me encantan. Gracias por la presentación de Horton.

    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Garri: ¡sé que eres un fan a los muñes! ¡Pero es que tú también eres monstruo en eso! Por cierto, ¿qué onda con "los animales de compañía"? ¿Dónde encuentro un Uniporn? ;-)

    Lázaro: me alegra que te guste el sitio. ¡Ojala no sea la última vez! Ya sabes, aquí me tienes, desde Montréal.

    Liz: ¡qué bueno verte otra vez por acá! Y mejor aún, saber que también te gustan los cartoons. ¡Horton es fabuloso y Dr. Seuss un grande donde los haya!

    Carli: sí, yo sé que compartes con tus hijos esas pequeñas cosas. Como ves, yo estoy como Lis, ¡no me pierdo uno!

    Esta semana vengo a la carga con la segunda parte del texto sobre el amor y algo sobre el patrimonio. ¡Un gustazo saludarlos a todos!

    ResponderEliminar
  5. Dr Seuss ha estado presente en la vida mia desde que nacio mi hijo. Sino, preguntale sobre "Hay un Wuaquillo en mi Bolsillo!". Si, la traduccion de 'There's a Wocket in my Pocket!'. Siempre le he traducido los libros de Dr Seuss a mis dos peques, y a veces he tenido que hacerlo en el momento. También los estoy entrenando en la obra de Marti, nuestro Marti, no la figura perfecta y santa que nos pintan en Cuba.

    Muchas gracias por tan interesante post y por la mencion de mi blog.

    Saludos desde Londres.

    ResponderEliminar
  6. Cuban, ¡estaba segura de que conocías a Dr. Seuss! Muy simpática tu traducción. Yo también soy de las que me rehuso a dejar que mis hijas pierdan su lengua materna (aunque supongo los tuyos nacieron en Inglaterra). En cuanto a Martí, comparto esa visión tuya. Lo que nos vendieron en Cuba es pura imagen construida de la revolución. No es lo que más vale en el Maestro. Me alegra saber le enseñas a tus hijos sobre ese hombre tan comprometido con sus ideas, una figura verdaderamente universal. Pronto voy a montar una expo virtual que reproduce una física que hice en Cuba hace algunos años. Allí muestro fotos de las obras de un artista cubano muy interesantes. La obra final es un retrato de Martí que transmite esa idea del hombre que lucha contra sus propios demonios.

    Gracias por tu comentario. ¡Saludos desde Montreal!

    ResponderEliminar
  7. Qué paralelos, nin~a!!!

    Sabes? yo no me pierdo un mun~e!! y dice mi esposo que las películas que le he comprado a la nin~a es para verlas yo en primera instancia... jijiji. Ella me pide que le haga cuentos, varias veces al día, y se alegra mucho cuando yo le relato los de los mun~es que vemos juntas.

    Tengo que ver la que comentas aquí.

    BEsitos,
    AB

    ResponderEliminar
  8. Pues estare en tu exposicion, virtualmente por supuesto!

    Saludos desde Londres.

    ResponderEliminar
  9. Bueno tu análisis. Es una linda película. Ya yo la he visto como tres veces. A mi hijo le encanta.
    Incluyo tu blog en mi lista de Blogs Sobre Cuba
    Saludos,
    Al Godar

    ResponderEliminar
  10. Bueno, me encanta descubrir estos comentarios.

    Agua: no me negarás que tiene buen grado de similitud con la realidad de la isla y lo mejor, no hay que abstraerse demasiado ;-). La peli te la recomiendo, mira si no cuantas veces la ha visto Al. Como dije, yo también soy de las que compra esos materiales para los niños y los disfruto tanto como ellos,¡jajajaja!!!

    Cuban: la expo viene, pronto te aviso.

    Al Godar: ¿qué pasaba con Ud.? ¿El clima canadiense lo traía depre? Está perdido de los predios cibernéticos, cosa rara. Además, sabe que nos tiene acostumbrados a sus corticos fulminantes, no nos haga eso a nosotros, que somos sus fervientes lectores. ¡Gracias por incluirme su súper lista!

    A todos, ¡saludines!

    ResponderEliminar
  11. Desde que nacio mi hija me sumergí completamente en su mundo y he tenido la suerte de disfrutar su mundo de fantasías, inclusive escribo esto y ella está a mi lado hablándo y jugando, no dejando que yo termine esto. Ella nació en Miami pero no solo ha visto películas de Disney, le encanta también Elpidio Valdes y hasta muñequitos rusos ha visto, todo esto convoyado con una buena explicación le da a ella la cultura necesaria para entender lo bueno que es vivir en libertad y cuanto hay que cuidarla.

    ResponderEliminar
  12. Politicamente incorrecto: esa es la misma estrategia que utilizo con mis hijas, pues aunque nacieron en Cuba, vinieron pequeñitas para Canadá. Ahora que mencionas lo de los muñes rusos, casualmente ayer estábamos aquí en casa viendo "Tusa Cutusa" en YouTube, pero sin doblaje. ¿Te imaginas eso? ¡jajajajaja!!! Ellas no podían creer que nosotros de chiquitos viéramos todos esos muñequitos -que algunos tienen sus cualidades estéticas- pues como sabes allá de pronto dejaron de pasarlos. Siempre les hago los cuentos de aquellas épocas, incluso de nuestra fascinación con el proyector ruso. ¡Candela al jarro! Acabo de meter para "easy to remember!", ¡jajajajaja!!! Muchas gracias por tus comentarios.

    ResponderEliminar
  13. Vaya, como me perdí este post! No tiene desperdicio! Me ha encantado el paralelismo que haces entre la peli (que no he visto, pero ya veo que vale la pena) y "aquello". Cuando mi niña era chiquita también veía yo mucha peli infantil, pero imagínate, ya tiene 21. Besos para ti y tus niños.

    ResponderEliminar
  14. Gracias Rosa. Sí, yo creo que también he visto todas las pelis con mis hijas. Me gustan los animados, a veces soy como una niña grandota, ¡jijiji!!! La peli, te la recomiendo, de verdad, no importa que la ves sola. Un saludo para tí.

    ResponderEliminar
  15. Me gustan mucho los animados sobre todo porque nos hacercan a nuestros hijos,esta peli es hermosa la he visto muchas veces

    ResponderEliminar
  16. primero qu nada creo que tienes problemas pscicologicos bien fuerte con el regimen cubano, n cualquiera lo interpreta asi realmente podria yo visualizarlo tambien a la cangura como el nefasto capitalismo k trata de controlarlo todo y aqui la voces de los pequeños pueblos que se unen, en este caso los quien!
    pero creo k esto es mas que una simple semejansa a las politicas o regimen si no a la filosofia de vidaaaa
    apreendan a ver la vida y a conocer mejor almundo, yo personalmente no conosco cuba pero si se que no hay analfavetos y gente sin medicina como en mi pais y creo k cada cual tiene k velar por sus bienes y como ya dije cualquier interpretancion es valida y verdadera, no se sierren a criticar un pusto de vista pork aki hay varios
    di habals de comunismo tambien hablas de capitalismo.
    hermosa pelicula con valores filosoficos No ladañen con mentes corrnpidas por un sistema k no deja de mira cuadradamente al mundo

    Arlette Castillo y Chilena para que seman mi nomre y porsiacaso tengo 16 años

    ResponderEliminar

¿Y qué tú crees?

LinkWithin

Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin