sábado, 28 de julio de 2012

Razones de la sinrazón


Oswaldo Payá en el Parlamento europeo. Fuente:
REUTERS/Vincent Kessler


Por: César Reynel Aguilera


A miles de kilómetros de distancia esas noticias, lejos de golpear, envuelven y  estrujan poco a poco.

El domingo apuntaba a ser perfecto. Regresamos de un espléndido día de remos y pedaleos en el lago; los niños felices, la comida casi lista, los tragos servidos y ahí, en la pantalla del ordenador, unas palabras rezando que ya Oswaldo Payá había dejado de estar físicamente entre nosotros.   

Palabras para avisar un asesinato largamente esperado.

La puesta en escena y los pormenores del crimen dejaron de interesarnos desde el principio. Somos cubanos y sabemos —cuando de eliminaciones políticas se trata— que es un soberano sinsentido aplicarle la lógica detectivesca a un país en el que los asesinos más peligrosos son los dueños de la realidad.

Payá era un hombre condenado. A Payá sólo le faltaba el cuándo; y fue esa, precisamente, la pregunta que nos hicimos al leer la noticia de su muerte. ¿Qué sentido tiene matar ahora —hoy, a estas alturas de la derrota castrista— a un hombre así?

Algunos politólogos europeos intentan presentar la respuesta que ellos dan a esa pregunta como una prueba de que el castrismo nada pudo haber tenido que ver con la muerte del opositor cubano. Según la lógica de estos señores asesinar a Payá tendría un costo político tan alto que hacerlo sería un acto de suicidio, algo impensable desde la razón que ellos practican.

A veces los politólogos europeos recuerda a esas personas que de tanto mirar las películas de Disney terminan creyendo que los animales hablan; y nosotros los cubanos vamos por la vida frustrados de tanto repetir que no, por dios y por Darwin, que no, que los animales no hablan y el castrismo nunca ha hablado, habló, ni hablará, el lenguaje político de Europa. El castrismo habla su propia jerigonza, una sarta de actos y sonidos que sólo entienden sus víctimas y sólo alcanzan a traducir aquellos que aprenden a poner su dolor a un lado.    

Pasemos, entonces, por encima de nuestras frustraciones y dolores; obviemos las respuestas-consignas como “el castrismo es un cadáver histórico y los muertos no se suicidan”; dejemos de insistir en que cualquier análisis de las razones castristas tiene que pasar, necesariamente, por los criterios diagnósticos de la psicopatía; olvidemos que los cobardes con miedo sienten una gran necesidad de abusar y que Raúl Castro es, hoy por hoy, un cobarde aterrado por la caída del chavismo o la futura guerra civil venezolana, por la muerte de su hermano (quizás ya muerto), por el fracaso de las prospecciones petroleras y por un país bajo el embate de plagas que darían para rescribir la Biblia.

Olvidemos que en la montaña rusa del castrismo cada cumbre de risa y choteo, como la de la Moringa, antecede, inexorablemente, a una hondonada de seriedad impuesta mediante la violencia. Hagamos caso omiso de todas esas sinrazones y sigamos buscando una que pueda ser apetecible a la politología europea.

Oswaldo Payá murió en Bayamo.

Oswaldo Payá dejó la relativa seguridad de su casa habanera y fue a meterse en el epicentro de la primera epidemia de Cólera que sufre Cuba en más de un siglo. Una enfermedad erradicada del territorio nacional mucho antes de que existiera la cacareada potencia médica castrista y cuyo resurgimiento apunta, a todas luces, hacia un bochornoso acto de negligencia gubernamental.

Hace unos años, a raíz del terremoto que asoló a la República de Haití, y en medio de una de las peores crisis cíclicas de su maltrecha economía, el castrismo decidió crear una brigada médica que fue a brindar su ayuda a ese hermano país.

Esa decisión fue tomada, como es costumbre, sin consulta popular alguna y sin una evaluación real del efecto que podría tener sobre un sistema de salud, el de Cuba, que dista mucho de alcanzar sus requisitos mínimos. Una vez más los cubanos pagaron, con sus carencias, otra de esas campañas de falso humanismo que tanto utilizan los hermanos Castro para esconder y justificar sus desmanes.

Hasta ahí todo habría sido otra de esas historias de lo mismo con lo mismo; pero sucedió que durante la fase de recuperación del terremoto se desató en Haití una epidemia de Cólera. Ya hoy se sabe que la cepa infecciosa, responsable de esa epidemia, fue llevada a suelo haitiano por un nepalí que llegó a ese país como miembro del contingente de las Naciones Unidas.

También se sabe que la brigada médica cubana estuvo en contacto con esa epidemia desde su comienzo. El jefe de la brigada, el Dr. Jorge Tomás Balseiro Estévez, estuvo aquí, en Montreal, en una de las escalas de una gira de propaganda organizada por el ICAP y declaró, con orgullo, que el primer caso de Cólera en suelo haitiano fue diagnosticado por médicos cubanos.

Meses después se desató en Cuba una epidemia de Cólera que ya en estos momentos, según las conservadoras cifras del castrismo, ha cobrado más de quince vidas. Muertes perfectamente evitables si se hubieran tomado  a tiempo un grupo de decisiones que brillaron por su ausencia, o fueron asumidas con tibieza, a saber:

  1. Priorizar la necesidades médico-sanitaria de la población cubana y condicionar cualquier ayuda a otro país al respeto de esa prioridad.  
  2. Alerta epidemiológica en Cuba a raíz del primer caso de Cólera detectado en Haití; con cierre o reducción máxima de los viajes entre los dos países y vigilancia extrema para los visitantes del área del Caribe.
  3. Campañas de cloración profiláctica.
  4. Cuarentena estricta y extendida para todo el personal cubano que estuvo en Haití.
  5. Reconocimiento inmediato de los primeros casos y manejo de los mismos con un criterio médico-epidemiológico y no político.
  6. Solicitud de ayuda internacional para manejar la epidemia.

El desgobierno cubano, para no variar, decidió ocultar la existencia de esa  epidemia, y sólo se atrevió a reconocerla cuando la prensa independiente dio la voz de alarma. Raúl Castro, por su lado, y para hacer patente su desprecio, se fue de viaje a China y Rusia. Su viejo anhelo de ser cantante en el festival de los ejércitos amigos fue más fuerte que su responsabilidad para con el pueblo cubano. La referencia más importante que ha hecho el General a la epidemia de Cólera, hasta ahora, ha sido para quejarse de lo que él considera una atención exagerada por parte de los medios de prensa internacionales. Eso, en jerigonza castrista, significa un cierre total de las zonas afectadas a cualquier persona no autorizada, a los visitantes extranjeros y, sobre todo, a los opositores cubanos.

En medio de tanto desamparo, mentiras y prohibiciones, un hombre llamado Oswaldo Payá decidió montarse en un auto y partir, junto con un compatriota y dos europeos, hacia la zona más afectada por la epidemia de Cólera. Poco sabemos de los objetivos de ese viaje, pero resulta difícil imaginar que no haya estado relacionado, de una forma u otra, con esa vocación que tienen algunos hombres de correr en contra de los que huyen, de ir hacia donde están los que sufren y de denunciar, a como dé lugar, lo que otros pretenden esconder. Una vocación que Raúl Castro siempre ha hecho pagar bien caro y que en caso de Oswaldo Payá, lejos de significar una condena, bien pudo haber desatado el momento de su ejecución.  

lunes, 11 de junio de 2012

Blog Cuba por fuera


Enrique del Risco me comunica que acaba de crear un blog para difundir las comunicaciones que presentamos en el coloquio que tuvo lugar la semana pasada en NYU. La plataforma también servirá para anunciar las actividades que surjan a partir de este primer encuentro.

Los invito a entrar y a leer, también a que lo agreguen a sus blogrolls. Para seguir leyendo, pueden hacer clic aquí.

#FestivalCLIC: fiesta de la internet en La Habana


Acuso recibo de la información recibida a propósito del Festival CLIC, un evento sobre NTI y sociedad civil que se celebrará en La Habana próximamente. Dicho sea de paso, ya lo habíamos anunciado ante un auditorio por el que desfilaron cerca de medio centenar de personas la semana pasada, durante el coloquio Cuba por fuera/Cuba Inside Out que tuvimos en NYU.

A continuación el post de introducción escrito por Yoani Sánchez:

"Festival CLIC es el evento de 3 días que se celebrará en La Habana del 21 al 23 de junio de 2012 para hablar sobre internet y ciudadanía. Te esperamos con los brazos abiertos y la mejor de nuestras sonrisas. Para cualquier sugerencia o duda puedes contactarnos a través de @festivalclic en Twitter o usando el formulario de contacto

Festival CLIC es un proyecto conjunto organizado por Estado de SATS, Academia Blogger de Generación Y y EBE, el evento de referencia de la web social en habla hispana. Nacemos con la única intención de contribuir al uso y desarrollo de internet en los diferentes ámbitos de la sociedad cubana."

(Seguir leyendo)

jueves, 7 de junio de 2012

Invitación Espacio Ayón


La Dr. Katia Ayón, Directora del Estate Belkis Ayón me hace llegar esta invitación. No podré estar allí por razones obvias, pero difundo la información y los invito a seguir de cerca las actividades que organiza esta singular institución del patrimonio cultural cubano.

La conferencia de prensa es hoy jueves 7 de junio, a las 4h00 pm, en la sala Villena de la UNEAC.

miércoles, 6 de junio de 2012

Un, dos, tres, probando... mi Samsung Galaxy Nexus


Aquí nos ven a César Reynel Aguilera y a mi, acabaditos de llegar a New York, en compañía de Enrique del Risco, para participar en el coloquio Cuba por fuera/Cuba Inside Out. Como si fuésemos chamacos, probando la opción de fotos panorámicas ;-)


Largo viaje después de mi noche de graduación. Muertos de cansancio pero felices por el reencuentro con los buenos amigos y las expectativas de este primer evento organizado por nuestro equipo de activistas.

¡Los esperamos el próximo viernes en New York University!


Graduación: Servicio de Banquetes


Aquí me ven, junto a mis hijas, profesores y amigos del curso en el banquete que nos organizaron los profes —¡que están más felices que nosotros mismos!— para entregarnos nuestras atestaciones de estudios. Pueden pinchar en el diaporama para ver mejor las imágenes. 

Para quienes no estaban al corriente, desde febrero pasado he estado siguiendo un curso en especialización de Servicio de Banquetes. Porque la buena cocina y la organización de eventos forman parte de mis pasiones más terrenales :-) 

Y como además tuve la inmensa suerte de formar parte de la primera cohorte de estudiantes que pasaron este curso experimental de formación profesional —curso que para colmo será acreditado GRATUITAMENTE por el Ministerio de la Educación de Québec—, casi que me resultaba irresistible inscribirme.


(Como ven, no sólo en Cuba la educación es gratuita. Y esto lo digo a pesar del prolongado conflicto entre los estudiantes y el gobierno —debido al aumento de los costos de escolaridad— que vivimos actualmente por estos lares, cosa que con tanto placer ha estado reportando el NTV cubano en los últimos días. Pero este es un tema que merece atención especial y un post aparte. Volveré sobre ese asunto en otra entrada. ¡Prometido!)

Esta fue una experiencia hermosa que me permitió ampliar mi cultura culinaria y hacer nuevos amigos. Aquí no sólo aprendí  sobre los diferentes tipos de servicio (internacional, a la francesa, a la inglesa, a la rusa). El curso también me permitió intercambiar con chefs, me dio nociones sobre las combinaciones de alimentos y bebidas.

Pero sin duda lo que más aprecié es haber tenido la posibilidad de asistir a los cursos de bar con los sommelier, con lo cual pude conocer más sobre el origen y la fabricación de vinos, licores y cervezas. 

Como suelo decir, aprender nunca está de más. Pero cuando ese aprendizaje viene aparejado de placer, es siempre mucho más grato.

Para los que estén interesados en obtener un DEP, nuestro curso tuvo tanto éxito que se repetirá en septiembre. La formación seguira siendo gratis, al menos por ahora. 

¡Prepárense! Ahora sí que se darán gusto con mis recetas ;-)

martes, 5 de junio de 2012

Cuba por fuera/ Cuba Inside Out


Coloquio Cuba por fuera/ Cuba Inside Out. Autor: Garrincha.

El próximo viernes estaremos participando en este evento. Para los que estén en New York, les interesen los paneles y puedan asistir, allí los esperamos. Al resto de los amigos, por favor, difundan la información a través de sus blogs y redes sociales. ¡Gracias de antemano!

June 8th, 2012

New York University. 
19 University Pl.
1st floor, Room 101. 

2:00 pm – 7:pm
Sponsored by the Department of Spanish & Portuguese of NYU and Cuba Art New York (CANY)

Panel 1: Ciberactivismo y cultura en las relaciones entre la sociedad civil y la diáspora. (2:00 pm- 3:00 pm)

Isbel Alba (Montreal), especialista en patrimonio, blogger y activista. Blogs: Chez Isabella; OZT: "Los caminos del Ciberactivismo y la construcción de espacios públicos: De la Cuba virtual a la real".

Aurora Morera (Montreal), periodista y traductora, administradora de la plataforma Voces Cubanas: "Voces Cubanas: Génesis de la Red Ciudadana". 

Verónica Cervera (Miami), blogger y activista. Blogs: Evidencias Cubanas; OZT; Cocina al minuto con comida: "Silencios y Evidencias: de las violaciones del sistema migratorio cubano a la alegría de la cocina". 

Ted Henken (New York), profesor Baruch College, blogger. Blog: El Yuma: "El trabajo voluntario ha muerto (¡que viva!): Crowdsourcing y las redes de apoyo para el periodismo ciudadano en Cuba".


Panel 2: Arte Cubano en Nueva York (3:10 pm – 4:25 pm)


Lisset Martínez Herryman (Nueva York) historiadora de arte y curadora: Nueva York y la vanguardia cubana

Ernesto Menéndez –Conde (Nueva York), crítico de arte y editor de Art Experience NYC: “Arte Cubano en Nueva York: un museo imaginario”

Armando Mariño (Nueva York), artista visual: “Recent Paintings from the Year of the Protester”

Yuneikys Villalonga (Guttenberg, NJ), historiadora del arte y curadora: “De ‘Waiting List’ a ‘Killing Time’" 

Geandy Pavón (Guttenberg, NJ), artista visual: “Némesis o el vánitas político” 


Panel 3: Distancia y tiempo como materia literaria en la narrativa cubana actual. (4:35 pm- 5:50 pm)

César Reynel Aguilera (Montreal) escritor: “Cuba como hermandad ultramarina”

Alexis Romay (Montclair), escritor y editor: “El arte de las fugas” 

Emilio García Montiel (Miami), poeta: “Garbanzos y República: disoluciones y dispersiones” 

Enrique Del Risco (West New York, NJ), escritor: “Meter a Cuba en el Hudson”


Panel 4: Real y sucio: cine contemporáneo en Cuba. (6:00 pm -7:00 pm)

“Boleto al paraíso” y “Efecto dominó” (Proyección y debate con el escritor y guionista Francisco García González (Kingston))


También se presentarán los libros:

-“Los culpables” de Alexis Romay

-“R.U.Y.” de César Reynel Aguilera

-“Presentación del olvido” de Emilio García Montiel

-“Leve Historia de Cuba” de Francisco García González y Enrique Del Risco

-“Elapso tempore” de Hugo Consuegra

-“Hugo Consuegra” de Lisset Martínez Herryman y Gustavo Valdés





LinkWithin

Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin