miércoles, 7 de diciembre de 2011

Rememorar La Habana elegante: los cines Rex y Duplex

A mi madre, Mme Flor, por supuesto.

Fachada del complejo Rex-Duplex.  Fuente: Blog Buena suerte viviendo.

En algunas culturas nombrar las cosas es hacerlas existir. Este adagio encierra como pocos uno de los principios en los que habitualmente se sustentan las políticas patrimoniales, esos aburridos documentos de orden legislativo relacionados con la cultura de un país o nación, pliegos responsables de que determinadas tendencias de conservación se impongan y otras sean simplemente desechadas. En el extremo opuesto —¡Oh, venganza redentora!— está la palabra, el pensamiento que vuela libre y a veces, termina por operar el milagro de brindarnos una imagen-espejo de lo que nos está vedado.

Un interesante post de Regina Coyula (Mala Letra) sobre la suerte de los Cinex Rex y Duplex —otrora uno de los mejores complejos cinematográficos de América Latina— me ha impulsado a escribir este post. Pero no fue solo la entrada de esta blogger lo que retuvo mi atención, sino un comentario probablemente dejado por alguno de los abnegados chicos de la UCI; uno que ostenta el gracioso ID de "cubano de a pie" —y al que le faltó añadirle "con Internet"—. Se trata de una nota burda y mentirosa en la que no sólo destaca la saña de este pobre bufón, sino que resulta un absurdo tan penoso que no vale la pena repetirlo aquí. 

Estimulada por las declaraciones desbordantes de amor a Fidel y el compromiso con la barbarie de este triste comentarista me encontré hurgando un poco en la blogósfera cubana, a la búsqueda de información sobre ambos cines. Allí encontré el Blog Buena suerte viviendo, del periodista, guionista y director radial Lázaro Sarmiento donde hallé numerosas entradas sobre los míticos cines de La Habana. Felizmente, también di con varias imágenes que me han permitido constatar su estado actual. Aquí les va un resumen.

 Vestíbulo del cine Rex en una época hoy lejana en la que conservaba el esplendor de los cines habaneros, tal como los recreara el genio  narrativo de Cabrera Infante. Fuente: Blog Nuevo Acción

El Rex Cinema, ubicado en la calle San Rafael entre Industria y Amistad, en Centro Habana, fue inaugurado el 20 de mayo de 1938. Fue el primer cine de Cuba dedicado exclusivamente a la exhibición de filmes documentales, cortometrajes y noticieros. El Rex tenía 750 butacas. 

 Escalera del Duplex, ambos cines manetenían el mismo criterio estético tanto en su fachada como en los interiores. Las paredes estaban elegantemente revestidas de mármol verde. Fuente: Blog Nuevo Acción

Por su parte, el Duplex, fue inaugurado en 1947 por la empresa del Rex Cinema. Ambos cines compartían la misma fachada y entrada y tenían un vestíbulo común. A diferencia de su vecino, el Duplex ofrecía películas de ficción y contaba con 500 butacas. También, en época más tardía, hacía unas matinées a las que asistí gustosa en numerosas ocasiones.

Como señala Sarmiento en su artículo, "el Rex Cinema y el Duplex pertenecían al grupo de salas cinematográficas que mostraban una menor influencia del estilo Art Deco del que existen magníficos ejemplos en La Habana, como los cines América, Fausto, Arenal y City Hall."

Estos cines, como gran parte de los negocios que poblaban aquel bulevar de San Rafael antes de la catástrofe del 59, eran un poderoso símbolo del desarrollo, la prosperidad y el buen gusto, elementos que habían convertido a La Habana en una ciudad elegante y refinada. Resulta penoso que con los años, debido a tanto abandono, hayan caido en ese estado de depauperación. 

 Una imagen dice más que mil palabras. Peor momento del cine Rex. Fuente: Diario de Vida - Life's Diary.


Sin embargo, resulta más penoso aún que se intente justificar este abandono diciendo que todo se debe a que sus dueños desaparecieron los planos, cuando es sabido que para cada obra que se construía en la ciudad había que depositar copias de los planos en los registros públicos. 

Valdría la pena preguntarle a ese "cubano de a pie" —con Internet— ¿qué han hecho con los planos de todas las infraestructuras de la Isla? ¿A quién van a echarle la culpa de semejante desastre? Lo triste es que "Cerrado por reformas" —título del artículo de Coyula que inspira este post— es una expresión en la que cabe todo el país. La Isla toda está "cerrada" por sus propias "reformas". 

Las vitrinas circulares que caracterizaban la fachada hacia el lado del Duplex. A juzgar por el color de las paredes hoy, parece que hubo no uno sino varios incendios... Fuente: Panoramio.

Al igual que los comentaristas y bloggers que han abordado el tema, yo también recuerdo con placer mis visitas al Rex y al Duplex cuando era niña, pero eso fue algunos años después. No obstante, aún se podía disfrutar de las proyecciones con buen aire acondicionado. Me recuerdo sentada en aquellas confortables butacas que cambiaban de posición. Allí vi todos los Fantomas y Sandokán múltiples veces en compañía de mi madre. Luego, salíamos a merendar al bulevar por donde caminábamos hasta las tiendas de discos y la librería, ya llegando a Galiano. Gratos, muy gratos recuerdos de mi infancia. 

Para dar respuesta al "cubano de a pie" —con Internet— les tengo una anécdota. Su comentario me recordó un proyecto, una propuesta para salvar ese complejo cinematográfico. Si mal no recuerdo, esa fue la tesis de mi madre en sus estudios de Maestría de Recuperación del patrimonio construido a principios de los años 90. Luego supimos que hubo varios intentos por llevarlo a cabo —con ciertas modificaciones—. Como sucede siempre en Cuba, el principal interesado era un español y al final, todo se esfumó. 

Si les sirve de consuelo, la investigación patrimonial y la arquitectónica están hechas, además de la evaluación estructural —especialidad de Mme Flor. También contiene un estudio detallado
del mobiliario y las decoraciones, como las lámparas y apliques. Lo recuerdo bien porque fui su asistente de investigación en ese empeño en el que hubo que tomar muchas fotos, traducir mucha bibliografía del francés al español y, finalmente, transcribirlo todo. 

(De hecho, esa fue una de mis primeras experiencias como investigadora en ese campo. Haber dado esos primeros pasos profesionales de la mano de mi progenitora me hace evocarla con un cariño especial, pues años después seguí un camino similar). 

Esperemos que algún día pueda volver a erguirse otro cine en ese lugar que evoque o recree lo que fue el complejo cinematográfico Rex y Duplex en La Habana, una verdadera joya del Art Deco habanero tardío, hoy perdida para siempre gracias a la ineficiente gestión del gobierno cubano y las autoridades regionales. 

Finalmente, un agradecimiento a estos comunicadores cubanos de dentro y fuera de la isla que continuan llevando a cabo un rescate memorial encomiable gracias al trabajo que diariamente realizan en sus blogs. Ejercicios como este son los que me hacen defender la tesis del papel preponderante que juegan las redes sociales y las TIC en la construcción de la identidad y el desarrollo del patrimonio histórico y cultural de nuestro pueblo. Contra el inmovilismo circundante, contra la instauración de la vulgaridad y lo feo erigido en canon, sus post son la mejor muestra de que nombrar las cosas es hacerlas existir. 


Otros post de interés:

Blog Mala Letra, de Regina Coyula, sobre los Cinex Rex y Duplex de La Habana.

Blog de Mari Rodríguez Ichaso - Diario de Vida - Life's Diary : sobre sus impresiones de infancia y juventud en los cines de La Habana.

Blog Nuevo Acción, photos de gran valor patrimonial que muestran lo que la revolución del 59 nos quitó.

Blog Buena suerte viviendo, del periodista Lázaro Sarmiento: sobre los míticos cines de La Habana, con numerosas entradas sobre los cines de La Habana, su arquitectura y muy en especial esta sobre los cines Rex y Duplex.

5 comentarios:

  1. Isabella,

    Solo la gracia natural de los cubanos crea esas simpaticas ocurrencias q hasta riman:

    "Cubano de a pie con Interne"

    Felicidades

    ResponderEliminar
  2. ¿Qué decirle, estimado(a)? Muy fuerte que le intenten pasar gato por liebre a uno de esa manera. Porque llamarse a sí mismo de ese modo y tener aceso a la internet en Cuba para andar escribiendo ese tipo de sandeces a diestra y siniestra... Hay que ser un poco obtuso. Saludos y gracias por pasar, leer y comentar :P

    ResponderEliminar
  3. Soy arquitecto y realizo un trabajo actualmente para rescatar el Rex Duplex. Me interesaría la posibilidad de acceder a la información que usted posee. universo@cubarte.cult.cu

    ResponderEliminar
  4. Cuando niño fui muchas veces al cine Duplex y Rex. Cuando me case llevaba mis hijas para ver cartones y documentales. Como son las cosas de la Cuba Castrista, lo que tenia valor dee verdad, para instalar un sistema de desgracia para nuestro país. Me ha encantado su articulo. GraciAS por recordar a mi Habana. la felicito.
    R.Leon

    ResponderEliminar
  5. Cuando niño fui muchas veces al cine Duplex y Rex. Cuando me case llevaba mis hijas para ver cartones y documentales. Como son las cosas de la Cuba Castrista, lo que tenia valor dee verdad, para instalar un sistema de desgracia para nuestro país. Me ha encantado su articulo. GraciAS por recordar a mi Habana. la felicito.
    R.Leon

    ResponderEliminar

¿Y qué tú crees?

LinkWithin

Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin